viernes, 21 de septiembre de 2007

Prohibido suicidarse en primavera.





EPITAFIO


Un pájaro vivía en mí.
Una flor viajaba en mi sangre.
Mi corazón era un violín.

Quise o no quise. Pero a veces
me quisieron. También a mí
me alegraban: la primavera,
las manos juntas, lo feliz.

¡Digo que el hombre debe serlo!

Aquí yace un pájaro.
Una flor.
Un violín.



Juan Gelman.-








* la foto me la regaló hoy Pedro, a quien le agradezco tantísimo, pueden ver sus bellas fotos acá!.
el poema es de Juan Gelman, y me ayudó a elegirlo Lupe.





1 comentario:

proteccion dijo...

pensar en un epitafio me da mucho miedo, pero ese inspira